Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Tés Fríos en Verano

Con la llegada del verano y las altas temperaturas ya no nos apetece tanto una infusión calentita, ¿verdad?

Pero como el buen té no entiende de estaciones, podemos sustituir el humeante té, por un té frío y refrescante. Lo saludable tiene que ir de la mano de lo sabroso.

El té frío es mejor hacerlo en casa, pues las bebidas de té industriales embotelladas suelen contener mucho azúcar y poco té, y al rato volvemos a tener más sed.

El mejor té frío es el que tiene un sabor refrescante como por ejemplo la menta, los cítricos, los frutos rojos, el jengibre, etc. Además de un sabor suave que no tengamos que endulzar demasiado. Son ideales los tés verdes y blancos, o las infusiones basadas en esos sabores.

El té frío no pierde sus propiedades.

Tenemos tés sin teína y rooibos de los que puede disfrutar toda la familia, incluso niños, y también tomarlos en una noche calurosa, y después dormir sin contar ovejitas.

Prepara el té como te indicamos en la web, de acuerdo a la cantidad que quieras preparar, debes doblar la cantidad de té y mantener la de agua para obtener el mismo sabor.

Endúlzalo con miel, azúcar o el edulcorante que prefieras en caliente, para que se disuelva bien.

Si vas a añadirle frutas o zumo, es necesario que repose para que la fruta macere y suelte todo su sabor. Están más ricos si los preparas el día anterior y los dejas toda la noche en el frigo.

Para enfriar el té, puedes esperar a que se enfríe de forma natural y luego meterlo en la nevera, o picar unos hielos y echarlos directamente. O una mezcla de ambos para tomarlo muyyyyyy fresquito.

El té verde es el rey entre los fríos. Por su sabor suave, es ideal para tomar solo con hielo y ni siquiera necesita edulcorante. Te proponemos que agregues unas hojas de hierbabuena que le dan ese toque especial. Combina a la perfección con piña, jengibre, lima, regaliz, limón…..tenemos varios tés aromatizadas con estas mezclas para que sea facilísimo prepararlo.

Las infusiones de frutos rojos son perfectas para tomar en frio.

El té blanco con su aroma característico y sabor suave, es uno de los preferidos por la mayoría. Tiene bajos niveles de cafeína y teína que lo hacen adecuado para cualquier hora del día.

Los tés fríos naturales deben consumirse en dos o tres días.

Para disfrutar del té frío durante horas puedes utilizar un termo y llevarlo donde quieras.

Propiedades

Es estimulante, nos ayuda a mantener la atención y la concentración.

Ayuda a reducir la retención de líquidos.

Antioxidante y depurativo y sin apenas calorías, ideal en las personas que quieren mantener una dieta.

Bebida isotónica natural, sobre todo el té verde que ayuda a reponer minerales después de la actividad física.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO: